General1

Una perfecta simbiosis de la arquitectura con la naturaleza. Así es Tenerife Luxury Villa, una lujosa vivienda inteligente de tres alturas localizada en una parcela acantilada  de 4.201 metros cuadrados en el municipio tinerfeño de Santa Úrsula. En su construcción resalta el uso de piedra basáltica, hormigón y madera, dando énfasis a su geometría y simpleza a través de la utilización de espacios abiertos al mar y al Teide.

La luminosidad, en conjunción con la pureza de las formas, y con un protagonismo esencial del agua, convierte a este espacio de 1.365,14 metros cuadrados construidos y 1.635,70 metros cuadrados de terrazas y zonas ajardinadas, en un rincón único donde disfrutar de la calidez y armonía del hogar en perfecta relación con el entorno. Un ascensor comunica todos los niveles de esta lujosa villa y se adentra en la roca hasta llegar a una de sus dos piscinas exteriores.

General2
Barbacoa

Una gran pieza de hormigón armado de líneas rectas, que proporciona transparencia y simplicidad, representa la tarjeta de bienvenida a Tenerife Luxury Villa. Esta estructura está en conjunción armónica con el verde del jardín de entrada, la madera y el negro de la piedra basáltica que bordea la zona ajardinada y fortifica la finca. En este espacio también hay una zona de barbacoa de diseño minimalista, combinándose a la perfección vanguardia y pureza.

Casi 40 metros cuadrados localizados en la cubierta de la vivienda dan cobijo a un despacho sostenido por una gran cristalera que saluda al Teide. Este espacio, al que se accede por una escalera de caracol desde el interior, es la muestra más clara de la esencia de Tenerife Luxury Villa: elegancia, funcionalidad y mucha luz. Desde esta zona se aprecia el salón principal de la casa, donde hay ausencia de puertas y donde el protagonismo está en primar la conexión del interior con el exterior de la finca, prescindiendo de gran parte de las paredes y optando por grandes ventanales.

Una espectacular estampa del Teide es lo que retiene la retina desde la espaciosa terraza del salón de la planta noble de la villa (156,87 metros cuadrados), que cuenta con una piscina climatizada revestida con piedra natural traída directamente de la isla de Java. Desde esta zona se accede a tres habitaciones independientes con grandes ventanales con vistas a la terraza.

Una gran abertura acristalada en forma de óvalo y franqueada por una elegante escalera de madera de nogal conforma la entrada principal a la villa. El último peldaño descansa en una lámina de agua interior de 17,95 metros cuadrados, que se fusiona con el agua de la piscina exterior a través de una gran cristalera.

Un gran cuadrado diáfano y solo cerrado al final por una gran vidriera con impresionantes vistas al mar es la primera panorámica que se tiene tras descender por la escalera de Tenerife Luxury Villa. Se trata de un inmenso salón, dividido en diferentes ambientes y con protagonismo claro de la madera, el agua y la piedra. Revestidos los suelos de mármol dan a este espacio, donde también está ubicado un jardín zen, amplitud y frescura, que, acompañado por un mobiliario de diseño y líneas limpias, proporcionan una calidez y transparencia de ensueño

Un espacioso comedor es una de las áreas de esta primera planta abierta y desde el que se puede divisar el resto de la estancia. Para no perder la singladura que marca al resto de la casa, la elección de los muebles destinados a este espacio de casi 50 metros cuadrados tendría que destacar por su sencillez y elegancia. Un gran piano de cola podría hacer las veces de pared para separar esta zona del salón principal.

Sillones confortables y de máxima calidad y una gran escultura de madera de nogal podrían ser el único mobiliario del gran salón principal. El objetivo de este simple pero exquisito decorado no sería otro que evitar quitar el protagonismo a la verdadera estrella de este espacio: las impresionantes vistas que se divisan desde las inmensas cristaleras que cierran la estancia, el océano en toda su magnitud.

El ocio también tiene cabida en esta lujosa villa. Para ello se ha habilitado una zona, también abierta en esta planta alta, para poder jugar al billar, disfrutar de una película o de la buena música. De los materiales utilizados en esta estancia sobresale la madera y el blanco.

En la cocina, de 44,48 metros cuadrados y con una terraza exterior que mira al mar, también se ha elegido un equipamiento de máxima calidad y electrodomésticos punteros en el mercado. La funcionalidad y creatividad se dan la mano en este espacio creado para compartir una buena mesa, donde impera un elegante diseño minimalista, que son aportados por el aluminio y la madera de nogal. Un gran tempanyaki es el alma central de este ambiente que se funde con la zona de estar en una misma unidad.

El agua de la lámina de la planta alta cae en cascada que se desliza por una pared de mármol al siguiente nivel de la vivienda, dándole la bienvenida un amplio jardín zen y otro vertical. En este salón, con suelos de madera y revestimiento de las paredes con piedra, se puede disfrutar de la apacible calidez de una chimenea y, como en el resto de la villa, es aconsejable que en la decoración se imponga el ambiente armónico y en equilibrio.

Una vista frontal al mar. Esto es lo que se observa desde el gran ventanal que cierra el salón de la planta baja de Tenerife Luxury Villa. Esta construcción integrada en el acantilado está pensada para fusionarse con el entorno, potenciando así el atractivo de este singular inmueble que se asoma al Atlántico

El inmueble cuenta en la planta baja con dos habitaciones principales en las que se ha cuidado hasta el más mínimo detalle. La madera y la piedra cobran de nuevo importancia y sustituyen al mobiliario tradicional. El dormitorio principal, que dispone de una terraza, tiene un vestidor de 26 metros cuadrados. La luz y las vistas de primera línea del Océano son el alma mater de este espacio.

Cada uno de los dormitorios cuenta con un baño particular, en los que se ha primado la ausencia de tabiques de separación. La luz y las vistas al mar también están presentes en estos espacios, que cuentan con sanitarios de máxima calidad. La estrella del baño principal es un jacuzzi exterior donde poderse dar un relajante baño con hidromasaje durante el atardecer con el mar como único testigo. Un auténtico lujo.